Ilusiones ópticas, tu mente no va a creer lo que ven sus ojos. (II)

La vida está llena de ilusiones ópticas y las cosas no siempre es lo que parecen a pesar de que nuestra mente intenta constantemente dar sentido a este mundo que nos rodea.

En ocasiones, las cosas que vemos pueden descontrolarse y hacernos ver e imaginar cosas que no son.

Ante el éxito de nuestra primera entrega de ilusiones ópticas, click aquí para ver aquí la primera entrega, hoy traemos una nueva selección tras investigar y recopilar las mejores a nuestro juicio.



Advertencia: esta página incluye animaciones e ilustraciones con colores vivos y en movimiento. 

Por favor no los mires por mucho tiempo.

1. Ilusión Zöllner. Las lineas verticales son paralelas.

La ilusión de Zöllner es una ilusión óptica clásica llamada así por su descubridor, el astro-físico alemán Johann Karl Friedrich Zöllner .

La ilusión consiste en una serie de líneas diagonales paralelas y negras que se cruzan con líneas cortas y repetitivas, la dirección de las líneas de cruce alterna entre horizontal y vertical.

Esto crea la ilusión de que las líneas verticales no son paralelas. Las líneas más cortas forman un ángulo con respecto a las líneas más largas, y este ángulo ayuda a crear la impresión de que un extremo de las líneas más largas está más cerca del observador que del otro extremo.

Si no lo crees toma una regla. Ver explicación en Wikipedia 

2. La imagen que se desvanece

Mira fijamente la imagen durante aproximadamente medio minuto sin mover los ojos y comprueba como desaparece gradualmente.

Esta es una variación del efecto de Troxler que esencialmente dice que si fijas la mirada en un cierto punto, los estímulos cerca de ese punto se desvanecerán gradualmente.




3. Los tubos imaginarios

Esta es una de las imágenes de ilusión óptica más famosas de un objeto imposible. Tiene dos partes rectangulares en un extremo que se transforman en tres partes cilíndricas en el otro. Simplemente es perspectiva.


Pagina siguiente >>

One thought on “Ilusiones ópticas, tu mente no va a creer lo que ven sus ojos. (II)

Deja un comentario