¡Conmovedor! No te pierdas cómo cambió la vida de un perro rescatado

En Kuonda nos encanta compartir historias que marcan un antes y un después. La historia de Perry, un perro que estaba muy grave y no podía comer, después de recibir mucha atención, cuidados y amor, su vida cambió completamente.

Te invitamos a que lo conozcas… ¡No te la pierdas!

¡Conmovedor! No te pierdas como cambio la vida de un perro rescatado
Perry: El perro rescatado. Foto schnauzi.com

Salvando la vida de un perro

Animal Aid es una organización –sin fines de lucro- que se dedica a salvar a los animales de la calle con la finalidad de protegerlos y buscarles un nuevo hogar. Pero dentro de esa ayuda, esta organización se ha topado con historias que realmente parten el alma, como lo es la de Perry.

Este pequeño pero valiente y honorable perro, estaba a punto de morir cuando fue rescatado por Animal Aid. Su cuerpo ya no daba más, no comía, sus heridas le dolían y hasta el pelo había perdido.

 

¡Conmovedor! No te pierdas como cambio la vida de un perro rescatado
Increíble transformación de un perro rescatado. Foto 1.bp.blogspot.com

MXN - 30% de descuento en nuevos productos Después de ser rescatado, Perry fue sometido a un tratamiento de emergencias porque realmente se encontraba en mal estado. Estuvo bajo cuidados médicos donde se le inyectaron varios nutrientes, lo bañaban constantemente y gracias a esta labor y a tanto amor, este hermoso perro luchó para poder vivir.

Al ver como lo habían tratado con tanto amor y tantos mimos, este perro volvió a sentir confianza por los seres humanos. Él es un gran ejemplo de lo que es saber perdonar y no perder la esperanza.

Te invitamos a que veas el video completo y no olvides compartirlo.

Es increíble ver como la vida de este perro cambió completamente, pasó del desamor al amor, del abandono al rescate, de la calle a un hogar y lo más importante, de estar sin vida a volver a vivir. La historia de Perry nos hace ver que los animales, son seres que están en este mundo para dar luz y amor a todos, sin importar raza, sexo o color.

Sin embargo, el ser humano aún no ha aprendido a tomar consciencia y a ser responsable con los animales, y no solo eso, a mostrar que somos los únicos que podemos cambiar el mundo para mejor, tanto para nosotros, como para esos seres vivientes tan increíble que cada día nos dan tanto amor incondicional que muchas veces no sabemos apreciar.

 

¿Qué te ha parecido esta conmovedora historia?

Fuente: www.schnauzi.com

Deja un comentario